Páginas vistas en total

martes, 3 de abril de 2012

Pisto de pimientos asados



Sabor sin dolor

Si, como a mí, el pisto te enloquece
y pierdes por su culpa la cordura
pero ves que amenaza tu figura
la lorza que al comerlo medra y crece,
te doy una receta que te ofrece
sabor sin peligro de gordura,
ligera y digestiva, menos dura,
que al pisto genuino se parece.
Se hace con los mismos ingredientes:
tomates, sal, cebollas y pimientos,
mas con procedimientos diferentes:
no se fríe, se asa a fuego lento,
y libre de aceitazo impertinente,
es sano y dietético alimento.

Ingredientes

Pimientos rojos, 3 o 4
Una cebolla
Un bote de tomate natural triturado de 500 gr
Sal

Se asan los pimientos enteros en el horno. Se pelan y se cortan en tiras. Si se quiere, se puede asar la cebolla con los pimientos. En ese caso se corta después de asada.
Si se prefiere, se pica la cebolla cruda, se sofríe bien, se añade después el tomate y sal y se deja hasta que esté reducido.
Si se usa la cebolla asada, hay que cortarla después y sofreírla igualmente, hasta que se dore y no suelte agua. Luego se echa el tomate y se fríe igual.
Se unen las tiras de pimiento y se deja que de un hervor, hasta que no se vea agua, porque el pimiento asado suelta un poco.
Le va muy bien un ajo picado, frito a la vez que la cebolla, y un poco de picante, guindilla o cayena, si gusta.

1 comentario: