Páginas vistas en total

viernes, 26 de octubre de 2012

Estofado de ternera




Lo único que tiene de particular esta receta de estofado es que la carne se pone en un trozo y se parte cuando ya está hecha, antes de servir.

Ingredientes para 4 personas

1 kilo de aguja de ternera blanca en un solo trozo
1 cebolla
2 o 3 zanahorias
¼ kg de champiñones
Unas cuantas cebollitas francesas
Un vaso de vino blanco
Sal, pimienta, aceite

Picar la cebolla y las zanahorias. Poner a calentar en poco de aceite en la olla que se vaya a utilizar, y refreír la carne por todos lados a fuego vivo. Salpimentar cada cara de la carne cuando esté tostada. Añadir las hortalizas picadas y rehogarlas hasta que dejen de soltar agua y se vea que están trabadas. Se puede poner también, junto con la cebolla y la zanahoria, un tomate pequeño, picado y limpio de piel y semillas, que da buen color a la salsa. Regar con el vino, y si se ve que queda escaso de líquido, añadir un poco de agua o caldo. Dejarlo cocer a fuego lento el tiempo que sea necesario para que la carne quede muy tierna. Con una hora u hora y media suele bastar. Todo esto se puede hacer en menos tiempo en la olla presión.
Mientras se hace la carne, limpiar los champiñones y trocearlos en mitades o cuartos, según el tamaño. Rehogarlos en una sartén con mantequilla, sal, pimienta y un chorrito de zumo de limón, hasta que dejen de soltar agua.
Pelar las cebollitas y dorarlas en un cazo u otro recipiente en el que quepan justas con un poco de mantequilla. Cuando se doren un poco, añadir sal, pimienta y agua o caldo suficiente para que queden cubiertas. Dejarlas cocer a fuego suave hasta que se puedan atravesar fácilmente con un cuchillo. Reservar ambos ingredientes
Cuando la carne esté tierna, sacar la pieza y cortarla en tacos, que no sean muy pequeños. Pasar la salsa con las verduras por el chino o, si se prefiere, triturarla con una batidora de brazo. Volver a ponerla al fuego, añadiendo la carne, los champiñones y las cebollitas, y dejar que el conjunto de unos hervores. Servir bien caliente acompañado de patatas fritas en cuadritos, arroz blanco o la guarnición que se prefiera.
Las cebollitas y champiñones no son indispensables, aunque le dan muy buen sabor al plato y mejoran la presentación. Sobre todo, si se va a servir el estofado a niños con antecedentes melindrosos, no merece la pena añadir este detalle, porque es probable que no quieran probar ninguna de las dos cosas. 

2 comentarios:

  1. Las cebollitas francesas glaseadas las subí yo el otro día para el cooking for torpes ;)
    Contundente plato. Tomo nota.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Zen, he visto tu receta, estupenda. Muchas gracias.

    ResponderEliminar