Páginas vistas en total

miércoles, 6 de febrero de 2013

Salmorejo


Eres un gran favorito,
salmorejo cordobés,
y estás en el palmarés
por ser fresco y exquisito.
Tu receta facilito
a quien quiera prepararte:
échale un poco de arte,
un ratito de trabajo,
pan, tomate, aceite y ajo,
y todos querrán besarte.

El salmorejo sólo tiene ventajas y virtudes: sirve como entremés, como primer plato y como salsa; es a la vez nutritivo y ligero, económico y saludable. En cuanto a su preparación, si hubiera un currículum escolar de cocina, se estudiaría en primer curso de primaria.

Ingredientes

1 kg de tomates maduros
Un diente de ajo
Un chorrito de vinagre
Un cuarto de barra pan duro
Un dl de aceite de oliva virgen extra
Sal
Para el adorno: jamón y huevo duro picado

Poner el pan en remojo en agua muy fría con el vinagre y dejar que se ablande. Mientras, pelar los tomates, partirlos y quitarles las semillas, triturarlos con una batidora de mano o de vaso o lo que se tenga; añadir el pan escurrido, el aceite y la sal y seguir batiendo hasta que esté todo trabado. Si se ve que está demasiado espeso, se puede aclarar con un poco de agua bien fría, pero sin pasarse. Conviene probarlo para rectificar el punto de sal y de vinagre si fuera necesario.
También pueden triturarse directamente los tomates, sin quitarles antes la piel y las semillas y tamizar el puré obtenido antes de poner los demás ingredientes.
Enfriarlo en la nevera y en el momento de servir distribuirlo en tazones y espolvorear por encima el huevo y el jamón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario